Iniciodesarrollo infantilVacaciones de invierno chao, hábitos hola: ayuda a tus hijos a retomar...

Vacaciones de invierno chao, hábitos hola: ayuda a tus hijos a retomar sus rutinas

¡Uff! Sí, lo sabemos. Esa palabrita tan temida por los peques está a la vuelta de la esquina: ¡rutinas! Levantarse temprano, tareas, horarios…¡qué pereza después de tanta juerga navideña!

Los padres también lo estamos notando. Ojeras hasta el suelo, números rojos en la báscula y la casa hecha un desbarajuste total. ¡Se acabaron las vacaciones!

Pero no sufras, con nuestros trucos infalibles conseguirás que la vuelta al cole de los niños sea pan comido: ¡los hábitos saludables volverán a vuestras vidas casi sin darte cuenta! Te contamos el secreto: no pretendas cambiarlo todo drásticamente el primer día…¡o volveréis a la casilla de salida jugando al Monopoly!

Pasito a pasito es la clave. Consistencia y paciencia. Como decía el bueno de Aristóteles: “Somos lo que hacemos día a día”. Así que, mamá y papá, no desesperéis si al principio Bruno se resiste a guardar los juguetes diseminados o María no quiere despegar la vista de su tablet.

En peques.com sabemos que no existe la familia perfecta (¡menos mal!). Pero confía en nuestra experiencia criando cachorros humanos: unas pocas pautas te ayudarán a encarrilar de nuevo a la familia entera en apenas 15 días. ¡Chupado!

¿Preparados? Poneos el cinturón y disponeos a coger carrerilla hacia la rutina con nuestros mejores trucos infalibles. ¡A por enero! ??

 

1. Domando el ritmo del sueño

Lo principal es lograr que los niños vuelvan a horarios de sueño regulares. Recuerda: los peques necesitan entre 9 y 12 horas de sueño, así que tómatelo en serio o tendrás un zombie andante por casa.

1.1 La hora de acostarse es sagrada

Establece una rutina relajante antes de dormir: un baño calentito, ponerse el pijama, lavarse los dientes y finalmente la lectura de un cuento cortito. Lo importante es hacer siempre los mismos rituales y en el mismo orden para mandar una señal a su cerebro de que se acerca la hora de acostarse.

Y sobre todo: fija una misma hora límite para apagar la luz todos los días, también fines de semana y festivos. Al principio protestarán con pataletas épicas dignas de youtuber, pero no claudiques en tu empeño o perderás la batalla (y la cordura).

1.2 Ni un minuto más de pantallas

Los expertos recomiendan evitar cualquier tipo de pantalla durante las 2 horas previas a irse a la cama. La luz azul altera su ritmo circadiano y les impide conciliar el sueño con facilidad.

Así que tras la merienda ya sabes: tablet y móvil guardaditos. Sácales lápices, pinturas y juegos de mesa. Verás qué rápido les entra el sueño después de apagar la luz.

2. Ritmos alimenticios sanos

Las vacaciones suelen descuadrar los horarios de comidas, potenciando el picoteo continuo y los caprichos dulces. Para encarrilar la alimentación de los peques, los expertos recomiendan:

2.1 Comer todos juntos en familia

Fijar unos horarios regulares para el desayuno, comida, merienda y cena. Lo ideal es sentarse todos juntos a comer, sin distracciones como la tele o las tablets, para fomentar la conversación distendida.

Es el momento perfecto para ponerse al día con las novedades del cole o las trastadas entre amigos.

2.2 5 piezas de fruta y verdura al día

Para potenciar una dieta sana y equilibrada, incorpora raciones de frutas y hortalizas en cada comida. Puedes preparar zumos naturales, batidos, ensaladas de colores, brochetas de fruta… ¡Hay mil opciones apetecibles!

De postre, mejor fruta que bollería industrial. Y en la merienda, evita las chucherías: tómate un tentempié energético con frutos secos, yogur o sándwich.

3. Ritmos de estudio eficientes

Para retomar buenos hábitos en las tareas escolares, manos a la obra:

3.1 Planifica un horario fijo de estudio

Dedica al menos una hora al día para hacer los deberes, repasar lecciones y leer libros. El lugar ideal es una zona tranquila sin distracciones, con buena luz y ventilación.

Marca en un calendario o agenda los días de exámenes, trabajos y otras fechas clave para que se vayan preparando.

3.2 Motívales con pequeñas recompensas

Para desarrollar su autodisciplina con las tareas escolares, puedes utilizar un sistema de incentivos: privilegios especiales como pequeñas pagas, una actividad divertida extra el fin de semana, insignias simbólicas…

Céntrate en reforzar el esfuerzo y la mejora, no sólo en las notas finales. ¡Un 10 hoy valdrá más que mil mañana!

4. Ritmos de juego y relax

El descanso y el juego son vitales para el desarrollo integral de los peques. Para fomentar unos buenos hábitos de ocio, ten en cuenta estos consejos:

4.1 Equilibra periodos de actividad y calma

Alterna ratos de juegos movidos y actividad física con otros más sosegados y calmados. Por ejemplo, tras el cole pueden salir al parque a correr y gastar energía, luego merendar tranquilamente, y finalmente hacer alguna actividad creativa más relajada como dibujar o hacer puzles antes de cenar.

La clave está en dosificar los momentos de alboroto con otros de relax, para evitar que lleguen al límite del agotamiento o el aburrimiento.

4.2 Juega en familia y pon límites al móvil

Dedica al menos una hora diaria a compartir juegos en familia, ya sea en el salón, el parque o donde prefiráis. Esto estrechará vuestros lazos a la vez que todos desconectáis de las pantallas.

Además, pon límites estrictos al tiempo frente a móviles, tablet u ordenadores entre semana, para evitar interferir con sueño, tareas u otros hábitos saludables.

4.3 Ocio personalizado para cada edad

Adapta las actividades de descanso y tiempos de juego a las necesidades específicas de cada etapa evolutiva. Los peques de 2 a 4 años requieren más ratos de movimiento físico, los de primaria se benefician de juegos creativos manuales y los preadolescentes ansían algo más de independencia.

5. Ritmos familiares coordinados

Para que los nuevos hábitos cuajen, es clave que los padres y hermanos también se adapten al cambio. Tenlo en cuenta:

5.1 Predica con el ejemplo

Los adultos debemos ser modelo de las conductas que queremos transmitir a los niños. Así que prepárate para madrugar, comer sano, gestionar mejor el tiempo frente a las pantallas y realizar actividad física periódica.

Si mamá y papá no respetan los nuevos hábitos, difícilmente podremos exigírselo a los pequeños de la casa. ¡Manos a la obra!

5.2 Implementa los cambios paso a paso

No pretendas cambiar todos vuestros ritmos y rutinas familiares de un día para otro, o será una misión imposible. Ve introduciendo los nuevos hábitos poco a poco, por orden de prioridad y facilitando períodos de adaptación.

En unas semanas, la nueva rutina se habrá asentado sin estrés ni presión excesiva sobre todos.

5.3 Recompensa los progresos graduales

No exijas perfección absoluta desde el inicio. Recompensa los pequeños logros y la mejora paulatina de hijos y padres para mantener alto el ánimo.

Un sistema de puntos canjeables por privilegios especiales puede dar muy buen resultado.

Y si un día la liais con algún desliz, no drama: a ponerse de nuevo el uniforme con una sonrisa. ¡Seguid remando!

6. Resumen de ideas clave

Para retomar buenos ritmos y rutinas en familia después de unas Navidades relajadas, los expertos recomiendan:

6.1 Domar los horarios de sueño

Establece horas fijas para acostarse y apagar luces, limita pantallas por la noche, y haz que los pequeños se levanten entre 30 y 60 minutos antes que el año pasado.

6.2 Comer sin distracciones y en compañía

Fija horarios para cuatro o cinco comidas diarias, apaga la tele durante la cena, e intenta compartir la mesa en familia.

6.3 Tareas escolares con planificación y refuerzos

Dedicad una hora diaria a realizar las tareas, estudiar y leer en un entorno adecuado. Motivad con recompensas el esfuerzo.

6.4 Alterna momentos de movimiento con calma

Equilibra actividades movidas y más relajadas, comparte ratos de juego en familia y pon límites estrictos a las pantallas.

Y sobre todo, predicad con el ejemplo e id implementando poco a poco los cambios. ¡Paciencia y firmeza! En unas semanas habréis vuelto a la rutina sin grandes dramas.

Isabel Montalvo
Isabel Montalvo
Isabel es una periodista especializada en psicología infantil. Estudió en la Universidad de Valencia. Su amplia experiencia incluye entrevistas a numerosos psicólogos y pediatras. También ha realizado investigaciones exhaustivas sobre la conducta de los niños. Con este profundo conocimiento, Isabel escribe artículos para peques.com, ayudando a los padres a comprender mejor a sus hijos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad