Inicioembarazo¿Qué es un parto traumático?

¿Qué es un parto traumático?

Traer una nueva vida al mundo es una experiencia intensa y hermosa. Pero a veces surgen complicaciones que hacen del parto un momento traumático.

1. ¿Cómo saber si mi parto fue traumático?

Durante el parto, si sentiste mucho miedo, dolor físico extremo. O si pensaste que tu vida o la del bebé corrían peligro, eso son señales..

También pueden ser traumáticos partos muy largos y agotadores. O con hemorragias, falta de oxígeno para el bebé, o necesidad de una cesárea de emergencia.

La falta de apoyo empático del personal médico, o no entender lo que ocurría también contribuye al trauma.

1.1 Ejemplos de partos traumáticos

  • Rosa tuvo contracciones muy dolorosas por 48 horas antes de que le hicieran cesárea. Casi perdió el conocimiento varias veces por el dolor.
  • Claudia sa​ngró mucho después del parto natural. Su marido vio todo el charco de sangre y entró en pánico.
  • Luisa no entendía por qué debían hacerle cesárea urgente. El personal solo le daba órdenes, sin explicarle su condición ni la del bebé.

2. ¿Qué hago si pasé por un parto traumático?

Si tuviste una experiencia así, es normal que te cueste procesarlo. Puede que tengas pensamientos o recuerdos que no se vayan. O miedo y ansiedad si piensas en futuros embarazos.

Son señales de que necesitas sanar ese trauma. No ignores estas emociones ni pensamientos. Todos son válidos y no significa que estés “mal”. Son una guía sobre cómo te sientes.

2.1 Entender qué pasó

Un paso que ayuda es revisar tu historial médico, para comprender bien todo el proceso. Cuando pasamos por un trauma, nuestro cerebro funciona diferente y puede que olvides detalles o te sientas confundida sobre lo ocurrido.

Tener claro lo que pasó, te ayudará a procesarlo y liberarte de esos pensamientos repetitivos. Si revivir algunos recuerdos te angustia demasiado, busca apoyo profesional.

2.2 Pide ayuda psicológica

Lo ideal es que con el tiempo, ese trauma ocupe un espacio cada vez menor en tu vida, mientras crecen las cosas positivas a tu alrededor. Si esto no ocurre naturalmente, no dudes en buscar apoyo con un psicólogo o trabajador social.

Ellos te ayudarán a transformar pensamientos que te lastimen como “mi cuerpo falló” o “debí ser más fuerte”. Tu experiencia es válida y normal. Mereces sanar.

2.3 Prepárate para el futuro

Aunque no podemos cambiar el pasado, sí aprendemos de él. Usa lo que viviste para estar más preparada en futuros embarazos. Haz un plan de parto detallado con tu médico. E incluso si te mandan a casa, exige quedarte si sientes que es momento.

Aunque no existan garantías, sentirte informada y respaldada ayudará a recuperar algo de control. ¡Y recuerda pedir ayuda cuando la necesites! Tus sentimientos cuentan.

2.4 Planifica tu siguiente parto

Si deseas otros hijos, para tus siguientes embarazos y partos crea un plan junto a tu médico, con todos los detalles de cómo quieres que sea la experiencia y considerando lo que necesites para sentirte segura y apoyada.

3. Mira a tu bebé

Por difícil que haya sido ese momento, ya tienes a tu pequeño contigo, sano y salvo. Ver su carita y sentir su calor al cargarlo te ayudará a sanar.

Aunque los recuerdos persistan, poco a poco perderán fuerza ante la alegría de la maternidad. ¡Disfruta a tu bebé! Siempre puedes pedir ayuda.

 

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad