Iniciosalud y nutrición¿Por qué se forma cera en los oídos de los niños?

¿Por qué se forma cera en los oídos de los niños?

Es muy frecuente que los niños desarrollen tapones de cera en sus oídos. Esta cera es una secreción natural y necesaria del organismo, pero a veces se acumula en exceso. Vamos a ver en detalle por qué sucede esto y cómo prevenirlo o actuar a tiempo.

1. Los niños producen más cera de lo normal

El oído segrega cerumen o cera de forma constante para lubricar, proteger e impermeabilizar su interior. Esta sustancia atrapa el polvo y evita infecciones. En niños pequeños, de hasta 8 años aproximadamente, es bastante habitual que produzcan más cantidad de lo normal.

Sus estrechos conductos auditivos se obstruyen con facilidad por ese exceso de cera. Por ejemplo, si vemos que su audición parece reducida o sufre episodios de oídos tapados, podría deberse a un tapón que bloquea parcialmente el paso del sonido.

2. El uso de bastoncillos no es recomendable

Es muy tentador introducir bastoncillos para limpiar los oídos de nuestros hijos cuando vemos cerumen asomando. Sin embargo, los expertos desaconsejan totalmente esta práctica.

Al meter los bastoncillos estamos empujando la cera hacia dentro, donde no llega la ventilación ni la luz solar. Allí se acumula, se compacta y solidifica. Cuanto más lo intentemos sacar, más profundo puede desplazarse.

Por ejemplo, si todos los días después del baño les limpiamos los oídos, pensando que así los mantenemos a raya, el efecto puede ser contraproducente.

Recomendaciones

  • No introducir bastoncillos, pinzas u otros objetos que podrían lesionar el delicado interior del oído.
  • Limitarse a limpiar solo las zonas externas visibles con un paño suave y seco.
  • Acudir al médico si notamos signos de posible infección u otros síntomas preocupantes.

3. Si hay tapones, acudir al especialista

Si observamos que se ha formado cera compactada y no conseguimos eliminarla, lo más recomendable es llevar al niño a una consulta de otorrinolaringología pediátrica.

El especialista evaluará el estado precise del oído mediante otoscopia y determinará el tratamiento más adecuado para retirar esa acumulación en condiciones de seguridad, sin dañar el oído.

La aparición de tapones de cera es bastante común en la infancia. Con una correcta higiene, sin introducir bastoncillos u otros objetos, y acudiendo al médico ante cualquier síntoma anormal, podemos evitar que cause problemas o posibles infecciones.

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad