Iniciosalud y nutrición¿Por qué le salen granitos blancos a tu bebé?

¿Por qué le salen granitos blancos a tu bebé?

¿Has notado unos pequeños puntitos blancos en la carita de tu bebé recién nacido? Se llaman milia y son muy comunes en los primeros días de vida. Aunque pueden ser un motivo de preocupación para ti como padre o madre primerizo enseguida verás que son totalmente inofensivos.

Vamos a explicarte qué es la milia. Por qué aparece y qué puedes hacer para cuidar la delicada piel de tu peque.

1. La milia, un inquilino temporal en la piel de tu bebé

Esos granitos blancos que ves de tu bebé se forman cuando se obstruyen los poros de su piel. Suelen aparecer en la nariz, mejillas o barbilla.

Recuerda que la piel del recién nacido es muy fina. Está aún en proceso de maduración.

Es como si pusieras un tapón en el lavabo. El agua no puede salir y se acumula. En el caso de la milia, lo que se acumula son células muertas de la piel.

2. ¿Por qué tienen milia casi todos los bebés?

Casi la mitad de los recién nacidos desarrollan milia en algún momento. ¿Por qué es tan frecuente? Hay varios motivos:

  • Durante el embarazo, el bebé está recubierto de una sustancia llamada vérnix que protege su piel. Al nacer, pueden quedar restos de vérnix en los poros, taponándolos.
  • Las hormonas que el bebé recibe de la madre al final de la gestación estimulan la producción de sebo en su piel. Esto favorece la aparición de milia.
  • A veces el uso de cremas inadecuadas para la delicada piel del lactante también puede obstruir los poros y causar esos granitos.

3. ¿Se le pasará solo?

Pues sí, no te preocupes. En unas pocas semanas, entre 2 y 4 normalmente, la milia desaparecerá por sí sola sin dejar ninguna marca en la piel.

Es importante que no intentes reventar o rascar los granitos. Podrías provocar una infección. Lo único que tu bebé necesita es que mantengas su piel limpia y seca. Y que utilices productos adecuados para su edad.

Conclusión

Así que ya sabes, esos puntitos blancos en la carita de tu bebé son totalmente normales y pasajeros. Forman parte de la adaptación de su piel al nuevo entorno fuera del útero materno. Con unos sencillos cuidados y un poco de paciencia por tu parte, pronto volverá a lucir un rostro de querubín.

Y recuerda, si la milia persiste más allá de los 3 meses o notas que los granitos se inflaman o enrojecen, entonces sí es momento de consultar con tu pediatra. Pero en la gran mayoría de casos, no será necesario.

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad