Iniciodesarrollo infantilLlegó la hora de dejar el chupete

Llegó la hora de dejar el chupete

El chupete ha sido parte de la vida de tu hijo desde muy pequeño. Le ha servido para calmarse, relajarse y conciliar el sueño. Pero llega un momento en que es buena idea empezar a plantearse retirárselo. Hay señales que indican que tu pequeño está preparado, como que sólo lo utiliza para dormir o que él mismo empieza a rechazarlo.

Quitar el chupete requiere paciencia y no debe hacerse de golpe. Con estrategias sencillas y la actitud adecuada, el proceso puede ser indoloro tanto para los padres como para los niños. Te contamos los pasos para lograrlo con éxito.

1. Busca el momento oportuno

Entre los 2 y 4 años suele ser una buena edad para empezar a plantearos dejar el chupete si vuestro hijo no ha mostrado signos antes. No tengáis prisa por quitárselo, que sea un proceso natural. Si lo utiliza sólo para dormir, aprovechad ese momento para empezar.

Es importante que el niño no esté pasando por otros cambios, como dejar el pañal o empezar el cole. En esas situaciones es mejor esperar. Tampoco es buena idea durante vacaciones o viajes para no romper su rutina.

2. Preparad al niño

Explicadle que ya es mayor y no necesita chupete. Contadle que lo da a bebés más pequeños porque le ayudará a ellos. Hacedle partícipe y que os ayude a elegir un recipiente bonito donde guardarlos.

Decidid una fecha y marcadla en el calendario. Recordadle cada día que queda poco para dejar los chupetes.

3. Buscad un incentivo

Ofrecedle algún regalo especial por dejarlos y cumplir como un niño mayor. Que elija él algo que le apetezca como premio.

También podéis marcar en un calendario los días que pasan sin pedirlo y ponerle una pegatina de su personaje favorito cuando cumpla pequeñas metas sin chupete.

4. Afrontad con paciencia los primeros días

Es normal que al principio os pida el chupete o llore más al dormir. Mostraos cariñosos pero manteneos firmes en vuestra decisión.

Podéis darle más mimos o inventar pequeños juegos para distraer su atención. Si le cuesta dormir, sentaos a su lado, cantadle o leedle un cuento. Poco a poco volverá a su rutina normal.

 

Aunque al principio cueste, en pocos días os sorprenderá ver cómo vuestro hijo se olvida del chupete y mira hacia delante como el niño mayor que es. Habréis afianzado su autoestima y capacidad de superación. Y vosotros os sentiréis orgullosos por haberlo conseguido.

Si mostrase ansiedad o lo pidiera de nuevo, sed pacientes. Cada niño lleva su ritmo, no hay que forzar las cosas. Con cariño y comunicación, el chupete quedará pronto en el baúl de los recuerdos.

 

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad