InicioembarazoLa crianza no es un crucero de placer

La crianza no es un crucero de placer

Ser padre o madre es una gran aventura que cambiará tu vida para siempre. Traerá momentos maravillosos que atesorarás por siempre. Pero también enfrentarás desafíos que pondrán a prueba tu paciencia. Aquí está lo que puedes esperar para que estés bien preparado.

1. Prepárate para despedirte del sueño

Especialmente durante el primer año, dormir será un lujo. Los bebés se despiertan cada 2 ó 3 horas durante la noche para comer. O para cambiar el pañal. Incluso cuando crezcan, podrían tener terrores nocturnos, miedos o pesadillas que interrumpan tu descanso.

Tendrás que acostumbrarte a funcionar con poco sueño. Tómate siestas cuando tu bebé duerma. Y no dudes en pedirle ayuda a tu pareja, familiares o amigos para que puedas recuperarte cuando sea necesario.

2. Olvídate de la espontaneidad

Antes podías hacer planes en el momento con amigos o tener citas románticas espontáneas. Pero con un pequeño dependiendo completamente de ti, necesitarás planificarlo todo con tiempo, considerando sus horarios, siestas y necesidades.

No es imposible tener una vida social o moments de relax. Pero requerirá más logística, apoyo de otros, y aceptar que quizás no podrás quedar hasta la próxima semana.

3. Habrá rabietas y mucho drama

Los berrinches, lloriqueos y rabietas son parte del proceso normal de crecimiento. Los pequeños se frustran y les resulta difícil expresar grandes emociones. Piensan de manera muy egocéntrica a esta edad.

Así que prepárate para episodios de gritos, llanto, tirarse al suelo. Puede ser vergonzoso y poner a prueba tu paciencia. Pero no los culpes ni te culpes. Usa estos consejos para manejarlos:

3.1 Consejos para lidiar con berrinches

– Permite que expresen la frustración totalmente, sin juzgarlos.

– Háblales con voz tranquila y firme. Recuérdales que estás de su lado.

– Estableces límites claros sobre comportamientos inaceptables. Pero evita discutir o razonar mucho mientras estén descontrolados.

– Desvía su atención y hazlos reír cuando sea posible.

– Reconfórtalos después y ayúdales a encontrar soluciones.

4. Cuidarse será todo un desafío

Cuando eres padres, nuestro enfoque pasa a estar 100% en estas pequeñas personitas dependientes de nosotros. Nos centramos tanto en satisfacer SUS necesidades, que a menudo nos olvidamos de las nuestras.

Pero cuidarte es clave para tener la energía, paciencia y bienestar emocional para educarles bien. Así que no te sientas egoísta por darte tiempo para comer saludable, dormir cuando puedas, hacer ejercicio o relajarte.

Te mereces unos minutos para respirar y recargar energías. Tus hijos se beneficiarán de que estés más tranquilo y feliz.

5. Pedir ayuda y apoyo

Criar niños requiere toda una aldea. Así que construye tu aldea con familia, amigos, vecinos y profesionales de apoyo. Pídeles ayuda cuando la necesites para cuidar a tus hijos, hacer mandados, limpiar la casa o simplemente para desahogarte cuando estés abrumado.

Y únete a grupos de padres para conocer a otros en situaciones similares. Te ayudará mucho saber que no estás solo en esto.

La crianza tiene momentos difíciles pero también grandes alegrías. Con preparación, paciencia y apoyo superarás los desafíos. ¡Disfruta el viaje!

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad