Iniciodesarrollo infantilEstrategias para una Noche de Descanso

Estrategias para una Noche de Descanso

Dormir bien es indispensable. Tanto para el desarrollo de los niños como para el bienestar de los padres.

Cuando los ritmos de sueño en la familia se trastornan pueden surgir tensiones que pueden afectar la armonía del hogar.

En este artículo veremos recomendaciones para cada etapa.

1. Bebés de 0 a 18 meses

Horas de sueño necesarias

Los pequeños de esta edad necesitan entre 14 y 17 horas de sueño al día. Dormir bien les ayuda a crecer sanos y también les prepara para desarrollar habilidades como hablar, caminar o coger objetos con las manos. Sus horarios para irse a la cama o las siestas deben respetar estos tiempos de descanso que son cruciales.

Establecer rutinas y autoconsolación

Es importante acostumbrarlos a una rutina relajada antes de dormir, con ritmos regulares de comidas, baño e interacciones tranquilas. Así aprenderán a autoconsolarse y conciliar el sueño por sí mismos.

Noches interrumpidas

Es normal que los bebés se despierten varias veces durante la noche. Pueden necesitar que los alimentes o los reconfortes hablándoles suavemente. No te alarmes, son etapas de crecimiento. Ten paciencia y turnos con tu pareja.

Estrategias suaves para dormir

Opción como el colecho o camas junto a los padres. También masajes relajantes, música tranquila y rutinas de cuento antes de dormir. Evita estimulación excesiva cerca de la hora de acostarse.

2. Niños pequeños de 18 meses a 2 años y medio

Desafíos a la hora de acostarse

A esta edad empiezan a resistirse a irse a la cama. Necesitan afirmar su independencia y les cuesta interrupciones en su juego. Ten paciencia ante rabietas o pedidos para más cuentos.

Estrategias ante la resistencia

Sé firme pero sin enfadarte. Explícale con palabras simples que ya es hora de dormir. Inventa un ritual especial de buenas noches o permite que elija unos pocos libros para leer juntos antes de acostarse. Usa recompensas como stickers cada mañana. Y ten siempre su peluche favorito a mano para tranquilizarlo.

Obstáculos comunes en la hora de dormir

Es frecuente que los preescolares inventen excusas antes de ir a la cama como pedir agua, ir al baño o “un abrazo más”. Pueden alargar este proceso para retrasar el sueño. Ten firmeza amorosa al limitar estas tardanzas.

Establecimiento y mantenimiento de rutinas

Las rutinas ayudan a los pequeños a anticipar cada paso y reducir la ansiedad. Baño, pijama, cepillado de dientes, cuento y a dormir idealmente antes de las 21hs. Sé consistente y evita cambios bruscos en los horarios.

5. Conclusión

Cada etapa del sueño infantil tiene sus propios desafíos. Las interrupciones del descanso son ocasiones únicas para afianzar el apego con mimos y palabras de aliento. Establecer ritmos predecibles y transmitir calma son claves para que toda la familia pueda reponer energías.

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad