Iniciosalud y nutriciónDonación de sangre del cordón umbilical

Donación de sangre del cordón umbilical

Donar sangre del cordón umbilical de tu bebé es un bonito gesto para salvar vidas. Sólo hay que extraer un poco de sangre del cordón después de que nazca el bebé y antes de cortarlo. Esa sangre tiene células especiales que pueden curar enfermedades de otros niños.

1. ¿Cómo se hace?

Es muy fácil y no duele nada. Cuando sale el bebé pero sigue unido por el cordón, se pincha éste con una aguja y se llena un bote con la sangre de dentro. Así de simple.

Tu bebé no notará nada raro después, no le afecta que le saquen esa sangre. Al contrario, es un bonito regalo que le estarás haciendo a otro niño enfermo, para que se pueda curar.

2. ¿Para qué sirve?

La sangre del cordón tiene células madre, que son como superingredientes que pueden preparar glóbulos nuevos y sanos. Así, si un niño tiene una enfermedad rara de la sangre, con una transfusión de estas células madre especiales, su cuerpo aprenderá a hacer glóbulos buenos otra vez.

3. Es bueno para todos

Donar sangre de cordón no duele, no cuesta nada y no tiene ningún efecto negativo. Al revés, sabrás que has podido salvar una vida, y esa satisfacción no tiene precio.

Además, si algún día tu bebé o algún familiar necesitara un trasplante de médula, al donar tú también tienes más posibilidades de encontrar un donante compatible de la red internacional. Así que solo tiene ventajas.

4. Condiciones para donar

Para poder donar la sangre del cordón umbilical de tu bebé se pide cumplir:

  • Que la mamá sea mayor de 18 años y tenga buena salud.
  • Revisar que en la familia no haya enfermedades contagiosas hereditarias.
  • Analizar la sangre de la madre para descartar virus como hepatitis o VIH.
  • Comprobar que el bebé gozó de buena salud al nacer.

Son sencillos requisitos para garantizar que esa sangre pueda salvar vidas. Infórmate en tu hospital más cercano sobre los pasos a seguir. Con ese pequeño gesto estarás salvando vidas.

5. ¿Cómo se almacena?

La sangre extraída se congela rápidamente. Se guarda en unos tanques de nitrógeno líquido, a temperaturas de 200 grados bajo cero. Así puede durar décadas sin estropearse.

Cuando hay un niño enfermo compatible, se descongela y se le hace la transfusión.

Bancos públicos y privados

Hay bancos públicos de cordón en algunos hospitales grandes. Funcionan para que cualquiera pueda usar esa sangre si es compatible.

También los hay privados, donde guardan el cordón solo para tu bebé y tu familia, por si lo necesitara en un futuro. Este servicio privado no es gratuito.

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad