Iniciodesarrollo infantilDescubre los 20 signos que te revelarán que tu pequeño ya es...

Descubre los 20 signos que te revelarán que tu pequeño ya es todo un adolescente

Ver crecer a nuestros hijos es una montaña rusa de emociones. De repente, el bebé que sosteníamos en brazos se convierte en un adolescente independiente. Aunque no ocurra de la noche a la mañana, hay señales que indican que tu peque está entrando en la temida pubertad. Te contamos las 20 más habituales.

1. Responde con monosílabos

Si tus conversaciones con tu hijo se han convertido en un “Sí”, “No”, “Bien”, “Da igual”, tiene pinta de que Mr. Hormonas ya anda por ahí. Con la tonelada de cambios internos que están viviendo, hablar se vuelve secundario. Ten paciencia y no le agobies a preguntas, ya volverá a ser locuaz.

2. Pasan más tiempo a solas

De repente tu pequeñajo se encierra durante horas en su cuarto y solo sale para comer. No te alarmes, es normal. Necesitan más intimidad para entender todo lo que les está pasando por dentro (y por fuera). Eso sí, de vez en cuando asoma la cabeza para saber que sigues ahí.

3. Tus consejos les resbalan

Antes escuchaba embobado tus sabios consejos, ¿verdad? Pues olvídate, mamá y papá habéis pasado de gurús a pesados. “Tú no me entiendes” es su nueva frase estrella. Paciencia, esa cerrazón es pasajera.

4. Defiende su privacidad a capa y espada

Cual perro guardián, tu hijo adolescente monta en cólera si invade su santuario (el cuarto) sin permiso. Los carteles de “Prohibido el paso” o “Zona restringida” en la puerta son la primera señal. Normal, pero vigila que no oculte nada peligroso.

5. Los amigos lo son todo

De repente valoran más la opinión de sus colegas que la tuya sobre cualquier asunto. Es duro, pero tranquilo: tú sigues siendo su referente, aunque ahora digan lo contrario. Deja que viva experiencias nuevas con sus amigos.

Keywords: cambios, rebeldía, grupos.

6. Buscan su identidad

From gótico a rapero, de un día a otro tu niño luce estilismos propios de una boy band. No critiques sus looks, forma parte de encontrarse a sí mismos. Eso sí, vigila que no coja malos vicios para encajar.

7. Se creen el ombligo del mundo

Tu pequeño se cree ahora el centro del universo. Piensa que sus dramas son únicos y que nadie le comprende. Sé paciente ante sus egocentrismos, es algo pasajero en la adolescencia.

8. Cambios físicos evidentes

El cambio de voz o que crezcan “a ojos vista” son señales inequívocas de que la pubertad ya está en puerta. Prepárate para comprar mucha ropa nueva, ¡no paran de sacar talla!

9. Inestabilidad emocional

Agárrate que llegan las montañas rusas. Pasan de la risa al drama en cero coma. Son una olla de hormonas revolucionadas, así que no te alarmes. Simplemente estate ahí para escucharles y apoyarles.

10. Rebeldía en aumento

Si desafían tus normas a la mínima, contestan mal y se quejan por todo, tienes un adolescente en potencia. Mantén la calma, sé firme en los límites y no entres en su juego. Esta etapa pasará.

Keywords: normas, rebeldía, cambios.

11. Critican tus gustos

Ya no soportan tu música, series o aficiones. Menos mal que tienen buen gusto ellos, ¿no? Respira hondo y no discutas por tonterías. Cada oveja con su pareja, dicen.

12. Se les pegan las sábanas

Olvídate de despertar temprano al bello durmiente los fines de semana. ¡Ahora se pasan el día en la cama! El cambio hormonal altera sus relojes internos. Ayuda fijando una hora tope para levantarse.

13. Devoran la nevera

Con el estirón es normal que tengan más apetito, pero es sorprendente la de comida que engullen últimamente. Vigila que se alimenten bien y no solo de precocinados. Su cuerpo y su cara te lo agradecerán.

14. Empiezan a fijarse en otros

Llega el momento que todo progenitor teme: el despertar sexual. Si les pillas embobados con alguien o hablando de sus encantos, ya sabes por dónde van los tiros. Habla con naturalidad de sentimentos para orientarles.

15. Copian tu modelo

Ahora que creen saberlo todo, copian tus gestos, frases y gustos sin querer. Es su forma de aprender a moverse en el mundo adulto. Deja que te imiten sin reírte mucho.

 

16. Quieren decidirlo todo

Tu peque se ha vuelto un tirano que quiere elegir desde su ropa y peinado, hasta con quién salir o la hora de volver a casa. Negocia contándole argumentos razonables. Verás que cede.

17. Se avergüenzan de ti

Ya no somos lo bastante modernos ni cool para ir con ellos por la calle sin que les dé apuro. Tranquilos, es una fase necesaria de separación que se superará. Respira hondo mientras llega ese momento.

18. Se creen expertos

Opinan de todo con una seguridad pasmosa: desde política o economía, hasta tus propias vivencias. No discutas y dile que tiempo al tiempo. La madurez ya llegará.

19. Quieren su dinero

A partir de cierta edad empiezan a interesarse por conseguir sus propios ingresos. Puedes enseñarle a administrar una paga semanal o que se gane algún dinerillo ayudando en casa.

20. Se cuidan más

De repente pasan horas arreglándose frente al espejo y se bañan a diario sin que se lo pidas. La vanidad y el afán de gustar a otros despiertan. Cómprales productos adecuados para el acné, eso sí.

 

Pasar de niño a adolescente conlleva muchos cambios que pueden desestabilizarnos como padres. Pero con amor, paciencia y mano izquierda se supera bien esta etapa. Lo importante es no dejar de dialogar e interesarnos por sus cosas, por muy lejanas que nos resulten. ¡Suerte!

 

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad