Iniciosalud y nutriciónCómo prevenir la obesidad en adolescentes

Cómo prevenir la obesidad en adolescentes

Queridos padres, la adolescencia es una etapa importante para promover hábitos de vida saludables en nuestros hijos y prevenir problemas de sobrepeso. Debemos guiarles hacia una alimentación equilibrada y un estilo de vida activo.

1. Introducción

La obesidad en adolescentes puede traer consecuencias negativas en el futuro como diabetes, hipertensión, problemas del corazón… Una mala alimentación y el estar todo el día tirado en el sofá a estas edades aumenta mucho el riesgo. Como padres es nuestra responsabilidad fomentar hábitos saludables desde pequeños.

2. Recomendaciones útiles

a.- Alimentación sana

  • La nevera debe estar llena de frutas, verduras, hortalizas, pescado y carne magra. Nada de precocinados llenos de grasas.
  • Limitar al máximo los dulces, bollos y snacks industriales. Por ejemplo, una chocolatina pequeña dos veces por semana como postre.
  • Establecer horarios fijos para desayunar, comer, merendar y cenar. Y prohibido picotear frente al televisor.
  • Cocinar con ellos para que aprendan a comer de forma saludable. Eso sí, sin dejarles zamparse la masa de las croquetas.

b. Reducir el sedentarismo

  • Máximo 2 horas al día de móvil, ordenador o videojuegos. Y no usarlos una hora antes de dormir.
  • No permitir aparatos electrónicos en sus habitaciones. Que se aburran un poco no viene mal.
  • Planificar actividades en familia más moviditas los fines de semana, como ir en bici, patinar o jugar al pádel.

c. Más actividad física

  • Animarles a ir andando al instituto o en bici, al menos a la vuelta o la ida.
  • Apuntarles a algún deporte en equipo como fútbol, baloncesto, etc. Estarán más activos.
  • Salir a caminar a paso ligero o montar en bici todos juntos el fin de semana.
  • Ser un ejemplo activo. Si les decimos que hagan ejercicio y estamos en el sofá, no colará.

d. Buenos hábitos para dormir

  • Mínimo 8 horas de sueño para que estén descansados. Y no vale dormirse en clase.
  • Irse a dormir y levantarse a la misma hora. Apagar móviles y televisores por la noche.
  • Nada de pantallas en su habitación, que luego no concilian el sueño.

3. Autoestima y motivación

  • No criticar su aspecto físico ni compararles con otros adolescentes.
  • Resaltar lo positivo y felicitarles por sus logros con frases de ánimo.
  • Estar atentos por si tienen ansiedad o síntomas de depresión, y consultar al psicólogo si hace falta.
  • Recordarles que lo más importante es su salud, no la apariencia.

Conclusión

Está en nuestras manos motivar a nuestros hijos a llevar una vida sana. Con paciencia y dando ejemplo, podemos enseñarles a comer bien, moverse y dormir lo necesario. ¡No bajemos la guardia!

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad