Iniciodesarrollo infantilCómo lidiar con un niño tramposo

Cómo lidiar con un niño tramposo

Queridos padres, seguramente muchos os habréis encontrado en la situación de pillar a vuestros retoños haciendo alguna pequeña trampa en algún juego o actividad. Es completamente normal, forma parte de su aprendizaje, así que no hay que angustiarse. Aprovechemos esos momentos para inculcarles valores importantes. En este artículo os damos algunas claves sobre cómo reaccionar ante estas situaciones.

1. Las trampas en los juegos

No dramatices si pillas a tu hijo moviendo fichas a escondidas en el Parchís, o echando un vistazo a cartas del contrincante. En su inocencia infantil y sus ansias por hacerse con la victoria, los niños aún no tienen muy interiorizados conceptos como el juego limpio o el esfuerzo como valor.

Así que en lugar de enfadarte, mantén la calma. Aprovecha esos momentos para, con cariño, inculcarle que lo bonito no es solo ganar, sino pasar un buen rato jugando en familia. Que hacer trampas no tiene mérito y le puede fastidiar el juego a los demás. Verás que con paciencia, esas pequeñas lecciones calan hondo y les ayudan a crecer como personitas íntegras.

2. Hacer trampas en el colegio:

Conforme crezcan, algunos niños pueden llevar su inclinación a hacer trampas al colegio. Copiar en los exámenes o plagiar trabajos puede ser tentador para ellos. Aquí es donde entra en juego la comunicación y el entendimiento. Descubrid si hay una razón detrás de su comportamiento y explicadle las consecuencias de hacer trampas en el aprendizaje.

3. Cuando vuestro hijo hace trampas:

La edad de vuestro hijo determinará cómo enfrentar este problema:

    • Menores de 5 años:

Los peques pueden no entender completamente las reglas de un juego, por lo que pueden “inventar” las suyas. ¡Es adorable! Animad su creatividad, pero explicadle las reglas básicas.

    • De 5 años en adelante:

A esta edad, ya comprenden las normas, pero podrían hacer trampas para ganar. Explicadle que es divertido jugar limpio y que perder no es tan malo como parece.

    • Si vuestro hijo tiene 8 años o más:

Aquí, la competencia puede ser más feroz y, a veces, desleal. Es vital inculcarles los valores del juego limpio y la empatía hacia los demás.

4. Prevenir futuras trampas:

¡Es hora de prevenir futuras travesuras!

    • Dadle buen ejemplo:

Sed un modelo de integridad para vuestro hijo. Si os ve comportándoos honestamente, es más probable que siga vuestros pasos.

    • Enfatizad que ganar no lo es todo:

Enseñadle que lo más importante es divertirse y hacer lo mejor que pueda, sin centrarse únicamente en ganar.

    • Bajad las expectativas:

No exijáis una perfección imposible. Aceptar los errores y esfuerzos de vuestro hijo les ayudará a sentirse más cómodos con su aprendizaje.

    • Fomentad el deseo de hacer lo correcto:

Celebrad sus actos de honestidad y elogiad su buen comportamiento.

    • Mostraos vulnerables:

Dadles a conocer que también cometéis errores y cómo afrontáis los fracasos con madurez.

    • Enseñadle a enfrentar la derrota:

Ayudadle a desarrollar la resiliencia para que se recupere después de una derrota.

 

¡Recordad que criar a un pequeño pillo puede ser una aventura llena de risas y lecciones! A medida que crezcan, irán aprendiendo el valor de la honestidad y el juego limpio. ¡No os rindáis! Siempre mantened una comunicación abierta y un ambiente de confianza. ¡Vosotros podéis hacerlo!

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que lleva más de 15 años curando y cuidando niños en un hospital, así que sabe un rato largo de bebés y de esos primeros años que vuelven locos a los padres. Ahora ella misma es mamá de dos pequeños, Martina y Daniel, con lo cual entiende aún mejor las noches sin dormir y las rabietas en el súper. En su blog escribe sobre todo lo que preocupa a las madres y padres nuevos: el llanto del bebé, cómo calmarlos, trucos para que duerman de un tirón, recetas fáciles de papillas, consejos para el baño... Explica las cosas de manera sencilla, transmitiendo tranquildad y buen rollo. Se nota que Lucía ha vivido en primera persona el caos de ser madre primeriza. Por eso ahora ayuda a otros padres contando sus trucos y todo lo que ha aprendido sobre cuidados de pequeños. Sus consejos son súper prácticos y escritos con mucho cariño. ¡Una lectura ideal para madres y padres!
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad