IniciorecursosCómo lavar la ropa de tu bebé: una guía paso a paso

Cómo lavar la ropa de tu bebé: una guía paso a paso

Lavar la ropa de tu bebé requiere ciertos cuidados especiales. Su piel sensible necesita productos suaves sin químicos fuertes. Además, hay que tener precauciones con las manchas y la higiene. En esta guía te contamos los pasos básicos para lavar eficientemente la ropita de tu peque sin problemas. Sigue leyendo y tómalo con calma, que cuidar a un bebé da mucho trabajo.

1. Elige un detergente apto para bebés

A la hora de lavar la ropa de tu peque, es mejor que escojas un detergente específico para su piel sensible. Aunque los detergentes normales suelen ser seguros, mejor opta por opciones suaves; los que no llevan perfumes ni colorantes. Los detergentes líquidos son los mejores porque se aclaran más a fondo.

2. Separa la ropa para lavar

Aunque no es obligatorio, te recomendamos lavar la ropa del bebé por separado, sobre todo si usas un detergente especializado. También puedes separarla cuando esté enfermo para limitar la propagación de gérmenes. En ese caso, usa agua más caliente o un desinfectante de lavado autorizado para ropa de bebés.

3. Quita las manchas de la ropita

Trata las manchas lo antes posible con un quitamanchas habitual con enzimas. Otra opción es vinagre blanco o una pasta de bicarbonato y vinagre. Pasarle rápido un trapo húmedo o una toallita suele funcionar.

Guarda todos los productos de limpieza fuera del alcance del bebé.

4. Lava la ropita

Sigue las instrucciones en las etiquetas de cuidado de las prendas. Lo ideal es lavar con agua fría o templada, en ciclo suave. Evita el suavizante y las hojas suavizantes de la secadora. También intenta no utilizar la lejía para no irritar su piel. Si quieres, puedes lavar a mano las prendas delicadas.

5. Seca la ropita

Puedes decidir entre secar al aire libre o en la secadora según prefieras. El secado natural es mejor para las prendas delicadas y de seda o encaje, ya que evita que se encojan. La mayoría de ropa de algodón se puede secar en la secadora a temperatura baja.

Conclusiones:

Lavar la ropa del bebé no es difícil, sólo requiere algunas precauciones extra. Lo principal es usar detergentes y productos de limpieza suaves, sin químicos fuertes. Separarla del resto de ropa facilita el proceso.

Y ojo con las temidas manchas, que hay que limpiarlas rápido. Siguiendo estos sencillos consejos, lavarás la ropita de tu peque sin problemas.

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad