Iniciodesarrollo infantilCómo hablar sobre conflictos y guerras con tus hijos: Ocho consejos de...

Cómo hablar sobre conflictos y guerras con tus hijos: Ocho consejos de apoyo

Últimamente, con todo lo que vemos en las noticias sobre atentados, guerras o refugiados, seguro que más de uno nos preguntamos cómo hablar de estos temas tan delicados con nuestros hijos.

Nos invade la duda de cuánta información darles, si están preparados para procesarla o cómo les puede afectar emocionalmente… al fin y al cabo, ¡parece que ni los adultos lo tenemos fácil para gestionar tanto horror!

Por eso, después de consultar con psicólogos expertos en infancia, hemos preparado esta guía con ocho consejos prácticos para echaros una mano a la hora de sentaros con vuestros pequeños a hablar sobre conflictos o guerras.

Son pautas para informarles de modo adecuado a su edad, tranquilizarles, manejar sus emociones y, muy importante, cuidaros vosotros mismos en el proceso. ¡Manos a la obra!

1. Averigua qué sabe ya y cómo le hace sentir

Lo primero es tantear el terreno para saber si vuestro hijo tiene alguna información sobre el tema y, si es así, de dónde le llega y cómo le afecta.

Elegid un momento de tranquilidad en casa, sin distracciones, para sonsacarle un poco. Podéis empezar la conversación preparando un lienzo y pinturas para ir dibujando ideas mientras habláis o con lo que más le guste.

La cosa es que no sienta un interrogatorio, dadle tiempo para que se suelte y cuente qué es lo que sabe, si tiene miedos o dudas. Así os haréis una idea de por dónde van los tiros y podréis aclararle conceptos equivocados.

2. Mantén la calma y adapta el lenguaje

Es importante que transmitas serenidad a la hora de abordar este tipo de situaciones, recuerda que tú eres su referente y tu actitud será determinante. Utiliza un lenguaje claro y adaptado a su edad, sin técnicas alarmistas.

Tranquilízales explicando que los conflictos o guerras que ven en las noticias no suponen una amenaza directa para ellos o para la familia. Ten cuidado en no transmitir tus propios miedos o angustias de forma exagerada.

3. Fomenta la compasión, no los estigmas

Al hablar de conflictos o guerras, evita etiquetas o expresiones despectivas o negativas sobre países o grupos de personas implicadas. En su lugar, aprovecha para fomentar la solidaridad y compasión de tus hijos hacia las víctimas inocentes que sufren las consecuencias.

Si en el colegio o entorno cercano se diera algún caso de acoso o discriminación relacionado con el conflicto, abórdalo con decisión indicando que ese tipo de comportamientos son inaceptables.

4. Céntrate en las personas que ayudan

Junto a las malas noticias sobre destrucción en conflictos o guerras, también existen historias positivas de personas anónimas o colectivos que se organizan para prestar ayuda humanitaria a las víctimas. Comparte este tipo de relatos con tus hijos.

Involúcrales en acciones solidarias, por pequeñas que sean como recoger y enviar juguetes o material escolar. Hacer algo concreto por ayudar, por insignificante que nos pueda parecer, fomentará su empatía.

5. Termina las conversaciones con cuidado

Al finalizar los conversaciones con tus hijos sobre estos temas delicados, dedica unos minutos a evaluar su estado emocional. Hazles preguntas para confirmar que no sienten excesiva tristeza o ansiedad. Recuérdales que siempre van a contar con tu apoyo y consuelo cuando lo necesiten. Y si detectaras algún indicio de angustia, procura tranquilizarles antes de terminar.

6. Sigue comprobando cómo está

En los días y semanas posteriores, sigue dialogando con tus hijos e interesándote por sus sentimientos ante los conflictos. Vigila si se producen cambios notorios en sus rutinas, comportamiento o actividades por si requirieran una intervención especializada.

7. Limita la cantidad de noticias

Es positivo mantener cierta información sobre acontecimientos del mundo, pero no conviene saturar a los niños con noticias o imágenes excesivamente impactantes sobre guerras o conflictos. Controla la cantidad y el tipo de información a la que están expuestos.

Mantén apagada la televisión o la radio con informativos cuando haya niños pequeños cerca que puedan escuchar de forma accidental sin contexto. Si son mayores, establece pautas y límites sobre las fuentes informativas que utilicen, siempre contrastadas y moderadas.

8. Cuídate a ti mismo

Para poder acompañar a nuestros hijos en esta situación tan delicada, necesitamos estar bien anímicamente, con calma interna y autocontrol. Busca apoyo hablando con tu pareja, amigos o profesionales que te ayuden a gestionar tus propias emociones ante las situaciones que estén ocurriendo.

Dedica tiempos de relax, desconexión total de noticias o autocuidado para recargar energías y seguir siendo el referente estable que tus hijos necesitan en estos momentos complicados.

Isabel Montalvo
Isabel Montalvo
Isabel es una periodista especializada en psicología infantil. Estudió en la Universidad de Valencia. Su amplia experiencia incluye entrevistas a numerosos psicólogos y pediatras. También ha realizado investigaciones exhaustivas sobre la conducta de los niños. Con este profundo conocimiento, Isabel escribe artículos para peques.com, ayudando a los padres a comprender mejor a sus hijos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad