Iniciodesarrollo infantilCómo crear un sistema de recompensas para niños

Cómo crear un sistema de recompensas para niños

Los sistemas de recompensas pueden ser una buena herramienta para moldear ciertas conductas infantiles, tanto positivas como para corregir negativas. Te explicamos cómo diseñarlos adecuadamente según cada edad para potenciar su efectividad.

1. Funcionan reforzando conductas buenas

Los sistemas de recompensas consisten por ejemplo en dar una pegatina cuando el niño realiza algo que queremos incentivar, como recoger correctamente sus juguetes al terminar de usarlos. Luego, si consigue pegar varias pegatinas completando una fila o un dibujo, obtiene una recompensa pactada de antemano como 15 minutos extra de su juego favorito.

Es clave personalizar el sistema a la edad e intereses de cada peque: los más pequeñitos responden mejor a premios inmediatos como las pegatinas; los mayores aguantan más esperando recompensas de mayor envergadura.

2. Pegatinas motivadoras para los más pequeños

Los gráficos con pegatinas funcionan muy efectivamente para modificar ciertas conductas no deseadas o reforzar las que nos interesan promover a estas edades. Podemos establecer metas sencillas primero a corto plazo, como conseguir 3 pegatinas al día por portarse bien durante las comidas. Y luego otra meta más compleja y a largo plazo, como lograr 20 pegatinas en una semana siendo ordenado y recolectando sus juguetes diariamente.

Es importante no desvirtuar el sistema pegando adhesivos para sobornarles a realizar tareas básicas o por exigir menos rabietas. Hay que regenerar solo conductas concretas, medibles y bien definidas junto a ellos.

 

3. Consejos para el Uso de Gráficos de Pegatinas en Niños Pequeños

  • Recompensa inmediatamente después de la conducta deseada, para que el niño asocie pegatinas y comportamiento.
  • Introduce gradualmente nuevos comportamientos para no abrumar.
  • Elogia siempre cuando entregues una pegatina. Usa un lenguaje simple y claro.
  • Evita utilizar las pegatinas para sobornar. Explica al niño qué conductas merecen recompensa.

 

4. Sistemas de Recompensas para Niños en Edad Escolar

En niños mayores, las pegatinas pueden sustituirse por puntos. También pueden introducirse incentivos más grandes, como privilegios especiales o recompensas materiales.

Algunos ejemplos de recompensas adecuadas para esta edad son: tiempo extra para jugar, escoger la película familiar, juguetes pequeños, artículos decorativos para su habitación, etc.

 

5. Consejos para el Uso de Sistemas de Puntos en Niños en Edad Escolar

  • Puedes monitorizar múltiples comportamientos a la vez otorgando puntos por cada uno.
  • Los puntos pueden restarse ante malas conductas, lo que refuerza la consistencia.
  • Incorpora requisitos de tiempo, como conseguir 10 puntos en una semana.
  • Deja que el niño escoja sus recompensas preferidas dentro de las opciones presentadas.

 

6. Importancia de la Consistencia

Para que un sistema de recompensas sea efectivo, es fundamental mantenerlo de forma consistente. Esto requiere esfuerzo y supervisión activa por parte de los padres. Si el interés decae, también lo hará su efectividad.

Isabel Montalvo
Isabel Montalvo
Isabel es una periodista especializada en psicología infantil. Estudió en la Universidad de Valencia. Su amplia experiencia incluye entrevistas a numerosos psicólogos y pediatras. También ha realizado investigaciones exhaustivas sobre la conducta de los niños. Con este profundo conocimiento, Isabel escribe artículos para peques.com, ayudando a los padres a comprender mejor a sus hijos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad