Iniciodesarrollo infantilCómo ayudar a tus hijos cuando su padre les falla tras el...

Cómo ayudar a tus hijos cuando su padre les falla tras el divorcio

Que tu ex pareja incumpla su rol como padre después del divorcio resulta muy dañino emocionalmente para cualquier niño. Te damos pautas para ayudar a tus hijos a sobrellevar este difícil trance.

1. Garantiza estabilidad emocional en casa

Es crucial evitar que los niños se culpen a sí mismos cuando su padre falta repetidamente a compromisos o directamente desaparece de sus vidas. Recuérdales con frecuencia que son tu mayor tesoro, que no tienen ninguna responsabilidad en las decisiones adultas y que SIEMPRE podrán contar contigo pase lo que pase.

2. Sé sincera respecto a lo que ocurre

Evita excusas paternales poco plausibles del tipo “Papá no puede venir por trabajo”. Explícales con cariño y palabras sencillas adaptadas a su edad el motivo real de la ausencia. Y permite que expresen abiertamente sus sentimientos al respecto, desde tristeza y llanto a rabia o frustración. Valida cualquier emoción sin intentar que “vean las cosas positivas” para no minar la confianza.

3. Minimiza la decepción con un plan B esperanzador

Cuando su padre no aparezca a la visita acordada, ten preparado como plan alternativo una actividad ilusionante con ellos solo que había pospuesto para mejor ocasión, como pasar la tarde en su parque favorito, tomar un helado gigante de su sabor preferido, ver una peli y hacer palomitas…

Establece un límite de espera razonable (30-60 minutos) antes de comunicar este cambio repentino de planes, transmitiéndoles que tú también confiabas en que papá aparecería pero que no pasa nada porque nos lo pasaremos igual de bien.

4. Empodérales para que expresen sus sentimientos

Promueve que se comuniquen directamente con su padre ausente -supervisando según la edad- para expresarle de forma asertiva su decepción cuando les falle reiteradamente. Enséñales a verbalizar emociones contigo de modelo.

Un ejemplo: “Papá, cuando no vienes el día que habíamos quedado me siento muy triste y enfadado porque tenía muchas ganas de verte”.

5. Valora concesiones sobre el régimen de visitas

Dentro de márgenes justos, muéstrate comprensiva ante imprevistos y considera alguna modificación o concesión sobre el régimen de visitas pactado si ello facilita que tu ex siga ejerciendo su rol paternal de algún modo en lugar de desaparecer por completo.

Por ejemplo, si por trabajo ya no puede tenerles los fines de semana enteros, plantea que los recoja solo los domingos para una salida especial.

6. Recurre a otras figuras de apoyo

Identifica a familiares cercanos, amigos de la familia o tutores que puedan hacer de figuras de apoyo positivas en ausencia paterna. Esto aliviará la presión sobre ti como madre o tutor legal único.

Un ejemplo: el abuelo paterno puede intentar suplir en parte la falta de su propio hijo llevando a sus nietos algún domingo al parque o invitándoles a pasar unas horas en su casa para que no pierdan del todo ese referente.

7. Preserva a los niños de conflictos

Procura no discutir delante de los niños sobre incumplimientos de tu ex pareja ni tratar ese tema en sus conversaciones telefónicas. Reserva esa comunicación en la medida de lo posible para cuando ellos no estén presentes, para minimizar su exposición a tensiones prolongadas.

8. Cuida las transiciones en los cambios de hogar

Cuando vayan o vuelvan de una visita con su padre, facilita que sean procesos pacíficos: evita interrogatorios tensos y muestra gratitud de que hayan podido verle independientemente de lo breve que haya sido el encuentro.

Una opción es quedar en algún parque o lugar neutro para recogerles tras la visita, así el ambiente no se carga de posibles emociones negativas.

9. Recibirles siempre con una sonrisa

Tanto a la ida como al regreso de cada visita frustrada, despídete y recíbeles con una sonrisa, sin reproches.

Transmite alegría por cada pequeño encuentro y disponibilidad absoluta en casa. Así no sentirán angustia añadida al partir ni miedo por tu reacción al volver.

Por ejemplo, al dejarles le dices: “Que lo paséis genial con papá y sin daros cuenta estaré aquí esperándoos con un fuerte abrazo”.

10. Deja que expresen su malestar

Permite que los niños verbalicen cuando estén tristes, frustrados o enfadados por el comportamiento de su padre, sin intentar quitarle importancia. Escucha activamente validando sus sentimientos y hazles sentir profundamente comprendidos. Llorar sobre tu hombro también será terapéutico.

 

Afrontar las reiteradas ausencias de un progenitor requerirá de tu parte infinita mano izquierda, paciencia y amor incondicional hacia tus hijos. Pero tu apoyo será vital para mitigar posibles daños emocionales por una paternidad rota.

Isabel Montalvo
Isabel Montalvo
Isabel es una periodista especializada en psicología infantil. Estudió en la Universidad de Valencia. Su amplia experiencia incluye entrevistas a numerosos psicólogos y pediatras. También ha realizado investigaciones exhaustivas sobre la conducta de los niños. Con este profundo conocimiento, Isabel escribe artículos para peques.com, ayudando a los padres a comprender mejor a sus hijos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad