Chanclas de césped

Si acabas de llegar de currar, no puedes con tu vida y tu hijo te pide insistentemente bajar al parque, ¡no lo pienses más! Regálale unas chanclas de césped y que se dé un par de vueltas pasillo arriba, pasillo abajo.

13.99 

Otras cosas que podrías querer… le podrían gustar a tu peque:

Usamos cookies    +info
Privacidad