Iniciodesarrollo infantilApoyando a tus hijos ante el divorcio

Apoyando a tus hijos ante el divorcio

El divorcio puede ser un proceso doloroso, sobre todo para los pequeños. Pero con amor y paciencia podréis ayudarlos a superarlo.

Recordad siempre decirles que no fue su culpa. Los niños a menudo se culpan cuando sus padres se separan. Decidles claramente que la decisión fue entre vosotros, no por algo que hayan hecho ellos. Repetídselo las veces que sea necesario.

1. Habladles con honestidad y sencillez

Usad palabras simples para explicar lo que pasará ahora. Por ejemplo, que mamá y papá vivirán en casas separadas, pero que ambos los seguirán queriendo. Evitad detalles complicados sobre la separación. Contestad a sus preguntas con paciencia.

2. Hacedles sentir seguros

Los niños necesitan estabilidad en medio del cambio. Aseguradles que aunque algunas cosas serán diferentes, otras permanecerán igual. Por ejemplo, que seguirán yendo a la misma escuela, teniendo los mismos amigos, etc.

3. Permitidles expresar sus emociones

Es normal que sientan enfado, tristeza o culpa. No les digáis “no estés triste”, mejor abrazadlos, y decidles que entendéis su dolor. Animadlos a hablar cuando quieran. Eso les ayudará a procesar la situación.

4. Evitad conflictos delante de ellos

Ver peleas entre vosotros puede ser muy angustiante e intimidante para los niños. Intentad resolver desacuerdos lejos de ellos, sin gritos ni palabras duras. Si vuestro ex está presente, sed amable y respetuoso.

5. No los obliguéis a elegir entre vosotros

Obligarlos a tomar partido por uno de los padres es muy estresante. Reafirmadles que los queréis a ambos y que no tienen que preferir a ninguno. Tampoco habléis mal uno del otro frente a ellos.

6. Pasad tiempo de calidad juntos

Dedicad ratos para estar con ellos, jugar, conversar. Preguntadles cómo se sienten, qué piensan del divorcio. Conectaos y comprended sus necesidades. Ayudadlos a mantener sus rutinas normales.

7. Buscad ayuda profesional si es necesario

Si notáis cambios difíciles en su comportamiento o emociones, pedid consejo a psicólogos infantiles. Ellos pueden guiaros para manejar problemas de ansiedad, depresión u otros que requieran tratamiento especializado.

8. Explicadles el acuerdo de custodia

Informadles con sencillez cómo se organizará el tiempo con cada padre luego del divorcio. Mostradles que vosotros seguiréis cooperando en decisiones sobre su bienestar. Esto les dará certidumbre y seguridad.

9. Ayudadlos a mantener su relación con ambos

Animadlos a llamar o ver al otro padre cuando lo echen de menos. No pongáis trabas a la interacción. Esto protegerá el vínculo y evitará que se sientan forzados a “dividir” su amor.

10. Tened paciencia durante su adaptación

Comprended que necesitarán tiempo para ajustarse a tantos cambios. Pueden alterarse sus patrones de sueño, alimentación o humor. Sed cariñosos y sensibles ante cualquier conducta inusual.

Estas sencillas estrategias pueden marcar una gran diferencia en su adaptación emocional. Con dedicación y esfuerzo de vuestra parte, vuestro hijo podrá crecer sano, feliz y lleno de amor en ambos hogares. ¡Vosotros podéis lograrlo!

 

Acompañadlos, escuchadlos y hacedlos sentir seguros. El divorcio no debe separarlos del amor de sus padres. Su contenido emocional ahora depende del apoyo que vosotros les brindéis. Tened la certeza de que, con vuestra ayuda, podrán sobreponerse y seguir creciendo con bienestar.

Isabel Montalvo
Isabel Montalvo
Isabel es una periodista especializada en psicología infantil. Estudió en la Universidad de Valencia. Su amplia experiencia incluye entrevistas a numerosos psicólogos y pediatras. También ha realizado investigaciones exhaustivas sobre la conducta de los niños. Con este profundo conocimiento, Isabel escribe artículos para peques.com, ayudando a los padres a comprender mejor a sus hijos.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad