Iniciodesarrollo infantil6 comportamientos extraños de los bebés explicados

6 comportamientos extraños de los bebés explicados

A veces los bebés tienen reacciones que nos pueden resultar muy raras o incluso alarmantes. Pero no te preocupes, la mayoría tienen una explicación normal y forman parte de su desarrollo. ¡Te contamos el por qué de las más frecuentes!

1. Tocar sus genitales

Es algo totalmente normal y esperable que, a partir de los 5-7 meses, los bebés empiecen a tocarse sus genitales por simple curiosidad y para explorar esa zona de su propio cuerpo. No lo hacen buscando placer sexual como los adultos, así que no hay de qué avergonzarse. La actitud recomendada de los padres es mostrarse neutros y comprensivos ante este comportamiento que forma parte de su descubrimiento personal.

2. Agitar brazos y piernas cuando se asustan

Este conocido como reflejo de sobresalto o de Moro es un gesto protector inconsciente donde el bebé, ante un susto, rápidamente extiende brazos y piernas, pierde el equilibrio y luego se encoge para aferrarse fuerte buscando seguridad. Este reflejo desaparece solo alrededor de los 4-6 meses, cuando mejora su control motor.

3. Levantarse agarrados pero no volver a sentarse

Sobre los 10 meses muchos bebés descubren que son capaces de ponerse de pie agarrándose a los muebles, pero aún no tienen bien desarrollados la fuerza en las piernas y el sentido del equilibrio como para volver a sentarse con cuidado por sí solos, lo cual les frustra. Con paciencia y ayudándoles a practicar pronto lograrán hacerlo con confianza.

4. Temblor o escalofríos repentinos

En ocasiones los bebés pueden tener escalofríos y temblores musculares que duran solo unos pocos segundos, debido a la inmadurez de su sistema nervioso al regular la temperatura. Si no son muy frecuentes, solo hace falta abrigarlo un poco más para ayudar a mantenerlo calentito.

5. Tos para llamar la atención

Alrededor de los 6 meses algunos bebés desarrollan lo que se conoce como una “tos psicológica”, de carácter voluntario, con el fin de que sus papás les presten atención. Lo más recomendable cuando lo hagan es interactuar cariñosamente con ellos, pero sin retarlos ni hacerles sentir que fue efectivo.

6. Dejan de hacer cosas que ya habían aprendido

Es totalmente normal que en pleno proceso de rápido desarrollo e intenso aprendizaje, los bebés puedan dejar de hacer transitoriamente algunas cosas que parecía que ya tenían dominadas, desde girarse, balbucear o sostener objetos. Esto se debe a los veloces cambios en la maduración de sus cerebros aún inmaduros y no debe alarmarnos.

Conclusión

Entender el por qué de cada comportamiento aparentemente “raro” o regresión temporal y reaccionar con calma y cariño desde la comprensión, es fundamental para apoyarles en su desarrollo tan especial durante el primer año. ¡Pronto retomarán y perfeccionarán esas habilidades!

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad