Iniciosalud y nutrición3 alergias cutáneas comunes en los bebés

3 alergias cutáneas comunes en los bebés

Es muy normal que los bebés tengan la piel mucho más sensible que los adultos y que les salgan sarpullidos o rojeces. No te asustes si ves a tu peque con granitos rojos, escamas o zonas descamadas, sobre todo en esa delicada piel de su culito, columna, bracitos… Aunque no dejan de ser molestas para nuestros peques, las causas suelen ser inofensivas. Te explico cuáles son las 3 erupciones más frecuentes y algunos consejos para aliviarlas.

 

1. Sarpullido del pañal

Es la inflamación e irritación que se produce en las zonas cubiertas por el pañal, muy habitual en bebés. Aparecen enrojecimientos y pequeñas ampollitas incómodas, principalmente en nalgas y genitales.

Se debe al roce del pañal, el calor, la orina y el caca que debilitan e irritan su piel tan delicada. Por eso vemos granitos o ampollitas rojizas en esa zona.

Para prevenir y aliviar estos sarpullidos, te recomendamos:

  • Cambiar el pañal con mucha frecuencia, sobre todo si está sucio.
  • Limpiar siempre las zonas afectadas con delicadeza usando agua tibia y jabón neutro hipoalergénico.
  • Dejar al bebé un rato sin pañal después del baño para que le dé el aire.
  • Aplicar cremas barrera protectoras indicada para su sensible piel.

 

2. Costra láctea

Muy habitual en recién nacidos, salen placas grasosas amarillentas en su cabeza (y también cejas, detrás de las orejas). Nos asustamos pero no es nada serio.

Aunque puede resultar alarmante para los padres, en realidad es inofensiva y tiende a desaparecer sola en el primer año de vida. Se cree que está relacionada con las hormonas maternas.

Para tratarla, te aconsejamos:

  • Masajear suavemente el cuero cabelludo del bebé con un aceite mineral hipoalergénico.
  • Usar un champú específico para bebés, de pH neutro.
  • Evitar rascar las zonas descamadas.

 

3. Dermatitis atópica

Aquí sí vemos zonas de piel rojizas. Con inflamación, granitos con líquido, costritas y a veces mucho escozor. Sale en cabeza, pliegues del cuerpo como cuello, rodillas, codos.

Las causas son múltiples: puede ser alergia por ropa de lana, al cambio del clima, ciertas comidas que prueba, incluso predisposición hereditaria.

Para cuidar al bebé recomendamos:

  • Mantener su piel siempre hidratada con cremas emolientes hipoalergénicas.
  • Evitar tejidos ásperos y sintéticos en su ropa, preferir algodón 100% u orgánico.
    Intentar identificar y evitar desencadenantes como posibles alérgenos.
  • Consultar opciones de tratamiento con su pediatra si los síntomas son persistentes.

 

Las irritaciones, rojeces y sarpullidos en la piel tan delicada de nuestros bebés son bastante comunes sobre todo en sus primeros años. Aunque angustiantes para nosotros, casi siempre suelen deberse a motivos banales, inofensivos, y mejoran con sencillas medidas en casa. Y si ves que no cede o empeora, siempre puedes consultar con tu pediatra para que valore y te recomiende remedios más específicos. ¡Ánimo mamá y papá!

 

Disclaimer: La información vertida en este artículo tiene fines únicamente informativos y no pretende sustituir las recomendaciones de tu pediatra. Ante cualquier duda o si los síntomas persisten o empeoran, acude sin falta a tu médico para una valoración profesional. Solo él podrá determinar la causa exacta y el mejor tratamiento a seguir para la erupción cutánea de tu bebé. No automediques ni demores la consulta.

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que estudió en la Universidad de Granada. Es madre de dos hijos, Martina y Daniel. En sus ratos libres, Lucía disfruta escribiendo artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y experiencias como madre y profesional de la salud.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad