Iniciodesarrollo infantil15 Consejos para Dejar el Biberón: Una Transición Exitosa

15 Consejos para Dejar el Biberón: Una Transición Exitosa

Sabemos que quitar el biberón a tus niños puede ser un reto. Es una transición importante que requiere paciencia y cariño. A continuación te doy algunas pautas para facilitar este proceso:

1. Usa un vaso con pico especial

Es recomendable iniciar dándole líquidos al peque en un vaso infantil con boquilla de silicona suave y fácil de coger. Esto hará que lo adopte progresivamente en lugar del biberón. Elige modelos atractivos.

2. Ofrece líquidos en el vaso varias veces al día

Empieza ofreciéndole agua o pocos jugos en el vaso, en distintos momentos, como parte de su rutina. Esto facilitará que se familiarice sin asociarlo solo a las comidas.

3. Ve eliminando los biberones gradualmente

Cuando notes que lo ha adoptado bien, podrás ir reemplazando cada biberón por el vaso poco a poco. Por ejemplo, sustituye primero el de media tarde y mantén el del desayuno y merienda. En unas semanas podrás quitar el resto.

4. Ten paciencia ante posibles resistencias

Es probable que al principio el pequeño rechace el vaso o se muestre frustrado. Es normal, pues estaba adaptado a la comodidad del biberón. Permítele expresarlo y mantén la calma, con cariño y sin forzar lograrás hacer la transición.

5. Hazlo divertido

Usa vasos infantiles de diseños divertidos, con colores llamativos o personajes que le gusten al niño para motivarle a utilizarlos. Que los vea como algo nuevo y entretenido. Así tendrá más interés en dejar su biberón.

6. Deja que elija su vaso favorito

Llévale a elegir su propio vaso entrenador para que se sienta protagonista e involucrado en el proceso. Que escoja el modelo y color que más le gusta entre varias opciones que le muestres. Se sentirá importante y lo adoptará con mayor ilusión.

7. Muéstrale cómo bebes del vaso

Los pequeños imitan lo que ven hacer a los adultos. Por eso, permítele observarte mientras bebes agua de un vaso normal. Comenta lo rico que está y déjale probar del tuyo. Así tendrá tu ejemplo, querrá hacer igual y se animará a usar el suyo.

8. Evita reemplazar el biberón con chupetes o snacks

Una vez que decidas retirar el biberón, es mejor evitar substituirlo por otras dependencias como el chupete o picoteos constantes. Lo ideal es acostumbrarle a beber de un vaso entrenador en horarios establecidos de comidas.

9. Establece horarios regulares para sus tomas

Es útil definir una rutina de horarios fijos para que el pequeño se vaya habituando a tomar del vaso entrenador a la hora de las comidas. Contar con esa estructura y regularidad facilita adoptar el cambio a no usar más el biberón.

10. Felicítale por sus logros

Cada vez que observes que tu hijo utiliza correctamente su vasito para beber sin ayuda, felicítale con aplausos y celebra ese gran progreso para motivarle a seguir por ese camino. Hazle ver que estás muy orgulloso por el gran paso que dio.

11. Invita a amigos o primos mayores

Reunirse con otros niños un poco más grandes que ya dejaron el biberón y usan vaso, hará que su hijo quiera imitarlos. Verá que los mayores usan un vasito y también querrá comportarse como ellos.

12. No fuerces la situación

Si en algún momento observa que el pequeño rehúsa rotundamente del vasito, no le insista ni obligue a tomar de él para no generarle angustia o rechazo. Respeta su decisión y pruebe ofrecérselo más tarde sin forzarle, con calma logrará acostumbrarse.

13. Evita distracciones durante las comidas

Cuando sea el momento de usar el vasito entrenador, trate de que el ambiente esté libre elementos que le distraigan como juguetes, la televisión encendida o mascotas. Así se concentrará solo en adaptarse a beber de otra forma.

14. Apóyale emocionalmente

Durante esta transición puede haber momentos de frustración o llanto. Bríndele consuelo con abrazos y dulces palabras cuando le observe molesto, ansioso o triste. Hágale saber que está bien sentirse así pero que tú le ayudarás.

15. Celebra cada paso en su progreso

Valorando positivamente cada avance por mínimo que sea en el camino de dejar el biberón, ya sea sostener por más tiempo el vaso, intentar beber de él, lograrlo sin ensuciarse, se motiva al niño a seguir adelante. Felicítale y apláudele.

Y con estos consejos, estarás facilitando la compleja transición de abandonar el biberón de forma cariñosa y efectiva. Recuerda ser paciente, mantener la calma y no presionarles. Valora sus pequeños logros y apóyales cuando se frustren. Cada niño avanza a su ritmo, así que no les compares.  ¡Disfruta cada paso junto a tu pequeño en este nuevo desafío que estáis superando juntos!

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad