Iniciosalud y nutrición10 razones para no estresarse por los piojos y mantener la calma.

10 razones para no estresarse por los piojos y mantener la calma.

Sé que encontrar piojos en la cabeza de vuestros peques puede resultar bastante estresante. Sin embargo, no son para tanto. Os explico por qué debéis mantener la calma y que tenéis herramientas para combatirlos:

1. Son mucho más habituales de lo que pensáis

Los piojos son extremadamente frecuentes entre los niños en edad escolar y se han convertido casi en algo inevitable para una gran parte de ellos. Así que no le deis más importancia de la que tiene ni os avergoncéis si aparecen en casa. Piensan que si le ha tocado a vuestro hijo es porque sois unos padres descuidados con la higiene, y no tiene nada que ver. Tranquilos, porque estos bichejos son casi tan comunes como esos granitos rojos en la cara de los adolescentes. Algo que, por mucho que nos moleste, sabemos que va a pasar en algún momento.

2. Su aparición no está relacionada con la limpieza e higiene del niño

Olvidaros de la idea preconcebida de que los piojos solo se contagian a niños con falta de higiene. Estos bichitos se sienten igual de a gusto y acaban instalándose tanto en cabezas limpias, recién lavadas con champú especial, como en pelos más descuidados y sin peinar. La limpieza no es ningún factor determinante para ellos a la hora de escoger dónde proliferar. Así que aunque llevéis a cabo una rutina impecable de lavado de pelo y aseo diario, no estáis exentos de que los piojos aparezcan igualmente.

3. Existen tratamientos muy eficaces para acabar con ellos

Afortunadamente, en farmacias y parafarmacias encontrareis sprays, champús y peines especiales creados para eliminar los piojos, tanto a ellos como a sus molestas larvas y huevos. Son tratamientos realmente efectivos y cómodos para usar en casa, así que no os agobiéis porque tenéis controlada la situación. Con estos productos y aplicándolos correctamente lograréis deshaceros de la plaga en poco tiempo.

4. Aprended a detectarlos como auténticos sabuesos

Con un peine especial de púas muy finas y mucha meticulosidad, aprended a identificar los piojos y sus huevos para poder actuar rápidamente. Revisando el pelo con lupa como detectives, pronto dareis con ellos.

5. No transmiten enfermedades graves

A pesar de la molestia que suponen, los piojos no conllevan riesgos graves para la salud de los niños ni provocan patologías serias. Son solo una temporada de fastidio pero pasajera.

6. No hace falta desinfectar a fondo toda la casa

Los piojos se contagian por contacto directo de persona a persona, no saltan ni vuelan de un lado para otro. Así que no malgastéis energía limpiando hasta el último rincón, con tomar pequeñas precauciones es suficiente.

7. La prevención es importante, pero sin agobiarse

Explicad a los peques que no deben compartir objetos personales como peines, gorras o bufandas. Pero tampoco hace falta obsesionarse revisándoles el pelo cada 5 minutos.

8. Hay empresas dedicadas exclusivamente a eliminar piojos

Existen compañías especializadas cuya única actividad es eliminar piojos y liendres de manera profesional. Cuentan con productos muy eficaces y procesos para acabar totalmente con la plaga. Al ser su core business, tienen gran experiencia y conocimientos para resolver los casos más difíciles.

9. Es solo una etapa que superarán

Los piojos representan una fase temporal que genera angustia innecesaria si nos agobiamos en exceso. Son solo una anécdota pasajera que pronto quedará en el olvido.

10. Muchos padres pasan por lo mismo

Compartid experiencias y apoyaos entre padres que estén en la misma situación. Sabed que no estáis solos en esto y entre todos se hace más llevadero. ¡Fuerza!

Así pues, ante una aparición de piojos mantened la calma. ¡Esto también pasará!

Lucía Capdevila
Lucía Capdevila
Lucía es una enfermera que lleva más de 15 años curando y cuidando niños en un hospital, así que sabe un rato largo de bebés y de esos primeros años que vuelven locos a los padres. Ahora ella misma es mamá de dos pequeños, Martina y Daniel, con lo cual entiende aún mejor las noches sin dormir y las rabietas en el súper. En su blog escribe sobre todo lo que preocupa a las madres y padres nuevos: el llanto del bebé, cómo calmarlos, trucos para que duerman de un tirón, recetas fáciles de papillas, consejos para el baño... Explica las cosas de manera sencilla, transmitiendo tranquildad y buen rollo. Se nota que Lucía ha vivido en primera persona el caos de ser madre primeriza. Por eso ahora ayuda a otros padres contando sus trucos y todo lo que ha aprendido sobre cuidados de pequeños. Sus consejos son súper prácticos y escritos con mucho cariño. ¡Una lectura ideal para madres y padres!
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad