Iniciosalud y nutrición10 consejos para una cuna segura

10 consejos para una cuna segura

Queridos padres, sabemos lo emocionante que puede ser preparar la cuna para vuestro pequeño bebé. Sin embargo, es muy importante garantizar que sea un espacio seguro donde pueda dormir plácidamente. Por eso, os traemos algunos consejos clave:

1. El colchón adecuado

Lo ideal es que el colchón sea firme y se ajuste perfectamente al tamaño de la cuna, sin dejar espacios. Así evitaremos cualquier riesgo de que la cabecita o alguna extremidad del bebé pueda quedar atrapada. Tened cuidado también si añadís algún topper o almohadillas, que no hagan el conjunto demasiado mullido. Queremos comodidad pero ante todo, seguridad. Bastará con comprobar que al acostar al pequeño, su cuerpecito quede bien nivelado.

2. Nada de elementos extras

Sabemos que da ternura imaginar la cunita llena de peluches y mantitas, pero es mejor dejarlas fuera. Lo recomendable es que solo contenga una sábana ajustable y un cobertor ligero, adaptados al tamaño del bebé. Así no habrá riesgo de asfixia y su respiración no se verá obstaculizada durante el sueño. Cuando crezca un poco más, ya le daremos todos esos muñecos. ¡La seguridad y la comodidad de los pequeños, siempre lo primero!

 

3. Posición boca arriba:

Aquí no queremos contorsionistas. La mejor posición para dormir es boca arriba, evitando ponerlos de lado o boca abajo. Así, minimizamos el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Yo lo comparo con elegir dormir en un hotel de lujo con desayuno incluido, en vez de acampar en la selva con bichitos.

 

4. Adiós a las barreras y protectores:

Sí, lo sé, son adorables, pero pueden ser un peligro. Esos protectores acolchados o las barreras extraíbles pueden facilitar que el pequeño se caiga o se quede atrapado. ¡No queremos que nuestro peque se sienta como en un laberinto sin salida!

 

5. Control de la temperatura:

Que no, que nuestro bebé no es Superman. Debemos evitar abrigarlo en exceso para que no pase calor, pero tampoco queremos que se enfríe como un polo en invierno. Una buena idea es vestirlo con una capa más que nosotros y utilizar un saco de dormir, como si fuera el traje espacial del pequeño astronauta que está a punto de despegar a soñar.

 

6. El peligro del móvil:

No, no me refiero al teléfono, sino a esos móviles musicales y coloridos que cuelgan sobre la cuna. ¡Ojo al dato! Si no están bien sujetos, podrían caer y causar un accidente. Además, cuando el bebé pueda alcanzarlo, podría intentar jugar a las alturas, como si fuera Spiderman intentando balancearse de un edificio a otro.

 

7. Acolchado mínimo:

Menos es más, ¿recuerdas? Un poquito de acolchado en la cuna es suficiente, pero si ponemos una montaña, nuestro bebé puede quedar atrapado o, peor aún, usarlo de trampolín para saltar a la libertad. ¡Y no queremos escapistas en la cuna!

 

8. Supervisión constante:

Ah, esto es un clásico. Es muy importante mantener un ojo en nuestro peque mientras duerme, y no solo para disfrutar de esos momentos de ternura. A veces, pueden cambiar de posición y quedarse en una postura incómoda, así que toca ser como Batman y estar siempre alerta.

 

9. Revisa bien la cuna:

Antes de que el bebé haga su gran estreno, es crucial revisar que la cuna esté en perfectas condiciones. Asegurémonos de que los tornillos estén bien apretados y de que no haya piezas sueltas que puedan convertir la cuna en un rompecabezas mal armado.

 

10. Manta a los pies:

Si el invierno se acerca y hace frío, en lugar de usar una manta que pueda cubrir la carita del bebé, es mejor que la coloquemos por debajo de sus pies. Así, evitamos que nuestro chiquitín quede atrapado bajo la manta, ¡como un rey de la Edad Media en su mazmorra!

Bueno, espero que estos consejitos os hayan servido para estar un poco más tranquilos. Recuerda que no hay que entrar en modo obsesivo, pero sí estar alerta y tomar medidas de seguridad para que la cuna sea un lugar seguro y acogedor para vuestro tesoro. La clave es evitar riesgos innecesarios, ¡y todo saldrá genial!

Así que, ánimo, papis y mamis, ser padres no es tarea fácil, pero es el mejor trabajo del mundo. Con amor, atención y un poquito de humor, haréis de la cuna un espacio seguro y lleno de dulces sueños para vuestro bebé.

 

Clara Martínez
Clara Martínez
Clara es una matrona con más de una década de experiencia, diplomada en la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja en un hospital de la capital española, donde brinda atención y apoyo a las mujeres durante el embarazo, parto y posparto. Además de su dedicación a la profesión, Clara es madre de Pablo. Compagina su trabajo en el hospital con la escritura de artículos para el sitio web peques.com, donde comparte sus conocimientos y vivencias como matrona y madre.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

INFÓRMATE DE NUEVOS ARTÍCULOS 🔔

Introduce tu email para recibir los nuevos artículos por email.

Destacados

Más leídos

Guardamos cookies    Más información
Privacidad